Optimist Excellence: Innovador Programa de Estimulación Temprana
Aprende con Optimist Excellence

El Optimist Excellence constituye un programa educativo innovador diseñado para niños de preescolar. Si eres de los padres que desean la excelencia para lograr el mejor desarrollo de tu hijo, debes conocer este modelo educativo. 

Potenciar habilidades como el pensamiento crítico (ajedrez), la comunicación oral (oratoria) y la autonomía desde edades tempranas puede marcar una gran diferencia en la educación futura de tus hijos.

Este programa de estimulación temprana sistemática e integral aprovecha la plasticidad neurológica y psicológica infantil. Sus metodologías se aplican de forma personalizada para atender a cada alumno según sus particularidades.   

Por otra parte, cuando observas a tu hijo seguramente habrás notado que aprende mejor a través del juego y las actividades lúdicas.  En los siguientes apartados conocerás la importancia de las metodologías lúdicas en una educación integral. 

¿En qué consiste el programa Optimist Excellence?

Optimist Excellence es un programa educativo diseñado para los niños entre 1 a 5 años. Su concepción establece un entorno pedagógico enriquecedor por la cantidad y calidad de estímulos sensoriales e intelectuales.

Cuando piensas en el mejor ambiente educativo para tus hijos seguramente imaginas un conjunto de condiciones óptimas. Esperas que el niño participe en una experiencia educativa que desarrolle su potencial integral.

Una de las fortalezas del programa radica precisamente en cumplir con estas expectativas a través de metodologías lúdicas. De esta forma, el juego y el disfrute como vías para el aprendizaje potencian el desarrollo integral de los infantes.

Itinerario de estimulación: aprender jugando

Como habrás notado, el juego es inherente al niño e implica inmersión en la experiencia. Así se abre una puerta para acceder al aprendizaje desde la estimulación temprana y desde el entretenimiento.

De esta manera las áreas como las matemáticas, la lectura y el inglés se imparten desde la diversión y el juego. El niño madura las bases cognitivas de forma natural y en correspondencia con su desarrollo neuropsicológico.

La planificación sistematizada en un cronograma de las actividades progresivas permiten los adelantos naturales de su educación. Con esta metodología lúdica se facilita el acercamiento del niño al conocimiento.

Por otra parte, una preocupación de los padres de hoy radica en el adecuado desarrollo corporal del niño. En tal sentido la estimulación psicomotora se contempla precisamente a través de actividades estimulantes para el infante.

5 beneficios del programa Optimist Excellence 

Juega aprendiendo con Optimist Excellence
Con Optimist Excellence el niño aprende mientras juega

El Optimist Excellence establece diferentes programas que se traducen en beneficios en el desarrollo integral del niño:

  • Programa psicomotor. 
  • Matemáticas.
  • Centros de Aprendizaje
  • Programas de valores.
  • English Project.—

Beneficio 1: desarrollo de las capacidades motoras

Aprender con alegría con el Optimist Excellence

El Optimist Excellence contempla el desarrollo psicomotor de niños entre 1 y 5 años según su grado de maduración.

Los beneficios de la metodología empleada se traducen en un adecuado desarrollo del tono muscular. Esta condición es fundamental para un control efectivo de la postura corporal y del equilibrio del niño.

Luego, el juego es una herramienta clave para alcanzar el trabajo educativo del cuerpo de los niños en estas edades tempranas. A través de estas metodologías lúdicas logra:

  • Conocer su cuerpo.
  • Explorar el espacio.
  • Relacionarse con los demás.
  • Desarrollar la autoestima.
  • Aprender habilidades cognitivas como el lenguaje y la matemática.

Los juegos organizados, propuestos y supervisados por los docentes, potencian o motivan la creatividad de los niños. 

Beneficio 2: matemáticas 

Una de las expectativas más comunes de los padres es que los hijos puedan desarrollar el pensamiento lógico matemático. Inquietud absolutamente válida, si se sopesa el valor de este desarrollo en la formación de un individuo integral.

La clave del Optimist Excellence en esta área se encuentra en el enfoque lúdico. Recordemos que el juego es la estrategia aplicada intuitivamente por los niños para conocer su mundo. De allí su valor pedagógico y su efectividad.

La forma más expedita para aprender matemática se encuentra en la experimentación, en la participación en actividades que la desarrollen. Se requiere emplear ejercicios manipulativos y juegos con elementos sencillos.

De la misma forma que la experiencia del juego forma parte de la dinámica infantil, así también puede construir tal conocimiento. La matemática deja de ser una asignatura lejana para incorporarse a la rutina del niño.

Beneficio 3: programas de hábitos

La complejidad de las adquisiciones que deben realizar los niños puede simplificarse a partir del elemento lúdico. Recordemos que para un avance significativo de su desarrollo es preciso la creación de hábitos y virtudes.

La disciplina para incidir en aspectos como la higiene, el orden, el sueño y la comida son trascendentes en la formación. La disciplina no significa rigor sino una estrategia consciente.

La planificación de las actividades del niño están enfocadas en conseguir que él pueda construir hábitos desde la experimentación. En este caso el carácter práctico, lúdico, resulta más amigable para consolidarse como individuo social. 

Beneficio 4: Centros de Aprendizaje

Los padres anhelan encontrar el modelo educativo que le permita al hijo interactuar lúdicamente para la adquisición de conocimiento. Las adquisiciones cognitivas o el aprendizaje debe asociarse al juego.

En esta perspectiva, el Optimist Excellence concibe los talleres como estrategias lúdicas donde los participantes se aproximan al conocimiento. Por ello se incluyen talleres en áreas cardinales en su desarrollo integral:

  • Taller de lenguaje
  • Taller de ciencias y tecnología
  • Taller de matemáticas divertidas
  • Taller de arte

En estas actividades dirigidas se emplean materiales diversos y recursos didácticos para propiciar el interés del niño. Los talleres tienen la ventaja de cautivar desde el hacer y el compartir con los compañeros.

Beneficio 5: English Project

El desarrollo integral del lenguaje y la comunicación en el mundo contemporáneo está relacionado con el aprendizaje de una segunda lengua. En el programa Optimist Excellence se concibe el inglés como una llave al futuro.

Los adelantos alcanzados en la enseñanza de esta lengua en niños de 1 a 5 años plantean la idea de incorporar a los más pequeños. De allí que exista una adaptación del método que incluya infantes de 1 a 3 años.

Las actividades lúdicas para la incorporación de la lengua anglosajona al universo del niño son fundamentales. Mascotas, canciones, materiales de aula y del estudiante forman parte de la dinámica de aprendizaje.Este programa busca el logro de la competencia comunicativa en inglés, centrada en la comprensión y la expresión. Dicho de otra manera, aprender a escuchar, entender y estar en capacidad de expresarse en la nueva lengua.

Related Post